miércoles, 20 de agosto de 2008

¿QUE ES UNA FERRERIA DE MONTE (HAIZEOLA)?


En primer lugar, sería necesario ofrecer una escueta definición del tipo de yacimiento arqueológico al que nos estamos refiriendo: una ferrería de monte es una instalación preindustrial capaz de transformar el mineral de hierro extraído de la naturaleza en metal apto para la forja de aperos, armas y otros objetos. Consiste en un taller al aire libre con uno o más hornos de reducción en cuyos diversos procesos productivos interviene directamente la fuerza humana. El apelativo “de monte” se refiere al entorno montañoso y generalmente aislado en el que se ubican, bien sean laderas, collados o valles.( Franco Javier :Nuevas propuestas de prospección arqueológica en la región cantábrica, el caso de las ferrerías de monte de Bizkaia, En Territorio, Sociedad y Poder Nº2 ,. Edi1 2007)
En Bizkaia estas ferrerías se han desarrollado entre el siglo III y XIII según investigaciones arqueológicas y fueron el sistema de producción del hierro que se utilizó hasta la llegada de las ferrerías hidráulicas en el siglo XIV en nuestro territorio.
Los montones de escoria y restos de hornos primitivos que encontramos en el paisaje, han sido denominados habitualmente en euskera como haizeola (ferrería de aire). El término procede de la zona del Goierri en Gipuzkoa, y tiene relación con la circunstancia de que los hornos allí se sitúan por lo general en zonas venteadas, con el fin de avivarse de forma natural. Otro de sus nombres en euskera es el de agorrola (ferrería seca), que hace alusión a su clara contraposición con la posterior ferrería hidráulica asentada al pie de los cursos fluviales. Por último, habría que mencionar que se la conocido también como jentilola (ferrería de los gentiles). Estos gentiles pertenecientes a la mitología vasca, se confunden en ocasiones con los habitantes de los antiguos castros en el País Vasco, los cuales ya forjaban el hierro y a los que se les consideraba los amos y dueños de los montes. La inclusión del término jentilola para denominar estas ferrerías de monte responde a una idea comúnmente extendida en diferentes pueblos a partir del medioevo, según la cual se atribuía el conocimiento técnico ya perdido o transformado a la sabiduría de extranjeros o de los antiguos habitantes de la zona, como es el caso de nuestros gentiles.




Pincha en el dibujo para agrandar
Sección transversal de un horno de reducción de una ferrería de monte



Escoria globulosa o de sangrado del horno de reducción



Equipo de trabajo que desde el año 2002 esta creando para el departamento de Cultura del Gobierno Vasco, la “Carta de Ferrerías de monte de Bizkaia”.
Javier Franco (arqueólogo y director del proyecto)
Amaia Méndez (geóloga).
Nemesio Freje (ayudante de campo).
Miguel Alonso(ayudante de campo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario